Pilar Salas, Agencia EFE Es un narrador de vinos que embelesa a quien le escucha. No en vano Josep Roca, al frente de la sala y la bodega de El Celler de Can Roca (Girona), considerado mejor restaurante del mundo, opina que los sumilleres son “vendedores de felicidad”, defiende en una entrevista con Efe. Teniendo como normas la sencillez y el conocimiento, ha construido un currículum apabullante y una bodega excepcional con unas 40.000 botellas de 3.360 referencias. PREGUNTA: Joan en la cocina salada, Jordi en la dulce, ¿qué le atrajo del vino? RESPUESTA: Probablemente el olor del sótano que teníamos bajo la cocina, lleno de toneles de vino. P: ¿Qué sintió cuando la ONU lo nombró Embajador de Buena Voluntad junto a sus hermanos? R: Responsabilidad. Y que se expandía el código ético de la gastronomía y nosotros nos convertíamos también en embajadores…